¿Qué es el marketing sensorial?

¿Quieres conocer en qué consiste el denominado marketing sensorial? En este artículo te presentamos las diferentes características y puntos importantes de este tipo de marketing. Sigue leyendo para conocer muy bien en qué consiste el marketing sensorial y poder aplicarlo a tus diferentes campañas publicitarias o a las acciones comunicativas de tu empresa.

¿Qué es el marketing sensorial?

El marketing sensorial se basa en diferentes técnicas que apelan a los cinco sentidos para lograr crear experiencias interesantes con éstos para los consumidores. Se le denomina también marketing multisensorial porque en muchos casos no se centra en un solo sentido sino que intenta apelar a varios de ellos. Este tipo de marketing apela directamente al olfato, a la vista, al sonido, al tacto y al gusto y en la mayoría de casos puede dirigirse directamente al oído, a la vista y al olfato.

Básicamente se busca crear experiencias que valgan la pena para los clientes logrando que el proceso de compra sea un rato de placer y de confort para éstos, se busca conseguir un efecto concreto, hacerles recordar esta experiencia de forma positiva para que puedan relacionarla con un producto y por tanto con una empresa. Gracias al marketing sensorial sin duda se incrementa el consumo pero también se fideliza a los clientes pues es muy probable que regresen a la misma tienda o que se vinculen de forma directa con una marca concreta para adquirir más productos suyos si su experiencia ha sido satisfactoria.

Las bases del marketing sensorial

Es evidente que el marketing sensorial busca crear algo en los clientes apelando a los sentidos para conseguir fidelizarlos y esto lo hace a partir de diferentes experiencias pero no siempre es sencillo, sobre todo en un entorno en el que los consumidores reciben muchísima información y miles de impulsos diferentes cada día.

Para crear una campaña eficiente de marketing sensorial se deben estudiar muy bien los diferentes targets para poder matizarla muy bien y dirigirla a cada uno de estos grupos. Lo primero que hay que olvidar a la hora de realizar este tipo de campañas es el tópico de que a los usuarios solamente les importa el precio o la calidad de lo que van a comprar y dotar de mucho más valor a la experiencia de compra. Sabores, olores, música… Todos estos factores bien combinados y trabajados son los que contribuirán a crear una campaña de marketing sensorial exitosa, más allá del precio del producto o servicio y de sus características concretas.

Para lograr que este tipo de marketing funcione hay que apelar a las emociones teniendo en cuenta que son éstas, y no los factores mencionados anteriormente, las que de verdad pueden incidir en el proceso de compra y conseguir que cualquier persona pueda sentirse vinculada y apegada a una marca. El marketing sensorial es clave por tanto para lograr posicionarse, no solamente en el mercado, sino lo que es mucho más importante: en la mente de un gran número de consumidores.

En cuanto a la vista, hay que tener muy en cuenta la memoria fotográfica y enfocar estas campañas en crear diseños, formas y colores muy llamativos que los potenciales clientes vayan a recordar durante mucho tiempo. Es muy interesante el vincular una firma con un color concreto pues sin duda los clientes la recordarán siempre que piensen o vean esta tonalidad (por ejemplo, cuando decimos “piensa en verde”, todo el mundo sabe de qué marca de cervezas estamos hablando).

En segundo lugar, para el marketing auditivo resulta fundamental seleccionar música de calidad que vaya a ser capaz de crear muchísimas emociones en los clientes contribuyendo a posicionar y reforzar muy bien la imagen de marca. En tercer lugar encontramos el tacto. Para este tipo de experiencias por supuesto resulta vital trabajar el marketing en el mundo real para que los usuarios puedan disfrutar de los productos, conocerlos, tocarlos etc. Se debe crear una auténtica experiencia irrepetible para los usuarios, que vaya a resultar tan única que a éstos les sea imposible compararla con nada más y que sirva para potenciar al máximo la imagen de la marca.

Por último encontramos el olfato, que sin duda es una de las mejores herramientas con las que cuenta este tipo de marketing. Los aromas son clave para identificar todo tipo de bienes o servicios (desde alimentos como el chocolate hasta exquisitos perfumes), y es por ello que el lograr vincular una de estas experiencias positivas e inolvidables para los clientes con un producto o empresa será la clave para crear una campaña olfativa exitosa.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

También te podrá interesar