Tipos de impresoras

Cuando trabajamos en una oficina, una de las herramientas esenciales que tenemos que tener a nuestro alcance es una buena impresora, ya que, con total seguridad tendremos que imprimir algún tipo de documento que debamos entregar a un cliente o incluso a un superior. De igual modo, cuando estamos estudiando o preparando una oposición, nos vemos en la necesidad de imprimir apuntes y temarios para prepararnos para el examen y para mejorar en nuestra vida laboral. Para que conozcas cuáles son los tipos de impresoras que existen y las más convenientes para ti, te hemos preparado una comparativa que te será muy útil.

Tipos de impresoras

Antes de empezar por la clasificación de las impresoras que se pueden comprar a día de hoy, queremos hacer una aclaración. En este caso, nosotros hemos elegido aquel listado en el que se diferencia por el tipo de impresión que realizan y no por las funciones propias de la máquina, quedando claro que existen algunas que tienen una única función, que es la de imprimir documentos, pero otras también son llamadas impresoras multifunción que cuentan con escáner y otra serie de beneficios.

Impresora de matriz de puntos

Nos encontramos con uno de los modelos más clásicos a la hora de imprimir documentos, es una de las más antiguas y aunque en ciertos sitios se suele utilizar, no es la más aconsejable, ya que puedes optar por otros modelos, más baratos y con mejores prestaciones. Su impresión se debe a la decalcación, golpeando una pequeña aguja con tinta en el papel, por lo que empieza a verse tanto las imágenes o las letras, aunque si nos acercamos mucho, o utilizamos una lupa, podremos apreciar en el papel, como las imágenes se han formado por medio de pequeños puntos. Esto es muy común en periódicos y otras publicaciones de este tipo que utilizan solo un color. Lo único más destacable es que suelen ser más económicas a la hora de imprimir, pero su velocidad y versatilidad dejan mucho que desear.

Impresora de chorro de tinta

Seguramente hayas tenido o tengas una de estas impresoras en tu casa o has visto que alguien la tiene ya que son las más habituales tanto por su precio barato, como por su funcionalidad. Las impresoras de chorro de tinta cuentan con hasta cuatro cartuchos de tinta, siendo el más utilizado el negro, para aquellos que quieren color, deben comprar o bien, un cartucho que contenga el Magenta, Amarillo y Cian o uno para cada color. La calidad de la impresión es muy buena, y la velocidad también es muy aceptable, aunque todo va a venir determinado por el modelo que hayas adquirido de impresora. Estos modelos son más utilizados sobre todo en casa, o en las oficinas de pequeño tamaño en las que se necesitan imprimir documentos, pero no a gran escala. Los diseñadores gráficos también pueden llegar a darle uso, aunque para trabajos más profesionales, siempre optan por impresiones de mayor calidad como la que hablaremos a continuación.

Impresora Láser

Llegamos a una de las impresoras que cuentan con una calidad impresionante, además que con el gran mercado que están teniendo, su coste está bajando muchísimo, a diferencia de lo que ocurría hace varios años, cuando estaban haciéndose su hueco en las tiendas y luchando con las Inkjet. Hablamos en esta ocasión de las impresoras láser, las cuales han mejorado notablemente la calidad de la impresión llegando a ser una de las más profesionales que existen a día de hoy en el mercado. Uno de los puntos fuertes de estas máquinas es que consiguen imprimir grandes cantidades de documentos en un tiempo muy corto, ideal sobre todo en aquellos lugares o trabajos en los que se requiere trabajar rápido, como por ejemplo imprentas de cara al público, oficinas que trabajan con muchos papeles impresos, o incluso diseñadores gráficos profesionales, puesto que la calidad es otro de los puntos a favor en estos aparatos. En esta comparativa especializada sobre impresoras láser a color, podrás ver algunos modelos mientras seguimos hablándote de ellas. Una de las ventajas que tiene es su rápida impresión, ya que trabaja de una manera muy parecida a las fotocopiadoras. El proceso consiste en que un rayo láser que ha sido modulado correctamente con la información requerida, se llega a crear una imagen electrostática de lo que se desea imprimir. Una vez hecho esto, se le aplica las diferentes capas de color gracias a un polvo que se encuentra en un toner, que es lo que vendría a ser los cartuchos de tinta de las anteriores impresoras. Una vez que este polvo se encuentra en la hoja, se calienta gracias a un fusor y los caracteres o imágenes quedan en el papel. Este proceso se realiza a un ritmo muy rápido, consiguiendo que, cuando agarramos el papel que acaba de salir, esté caliente y a la par secas, sin posibilidad de que pueda irse la impresión, como ocurriría en otros modelos de impresión.

Plotters

Por último, hablaros de los plotters, que son una de las máquinas más modernas a la hora de imprimir documentos a gran escala, como también de una calidad extrema. Se suelen utilizar sobre todo para aquellos trabajos que requieran un tamaño muy grande, es decir, para cartelería o documentos que requieran mayor precisión o una calidad para presentar a un cliente de carácter comercial o publicitario. Para poner un ejemplo, su capacidad llega a modelos que pueden imprimir papeles o carteles de más de metro y medio de ancho, con un largo enorme. Uno de los sectores que más se aprovechan de estas máquinas son los arquitectos, ya que pueden sacar sus planos o diseños al tamaño adecuado y con una impresión de muy buena calidad.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

También te podrá interesar